sábado, 28 de enero de 2006

uN dÍA En el HOspITal



resulta que el jueves mamá me tenía que llevar al hospital para hacerme todas las cosas que me tienen que hacer antes de operarme, porque me van a quitar unas vegetaciones.

la verdad es que no pude dormir muy bien por la noche, pensando:

1) me van a rajar como en las pelis de miedo, y lo voy a llenar todo de sangre.

2) si no me rajan, me empezarán a salir lianas por las orejas, la lengua se me llenará de hierba y arbustos, el pelo se convertirá en una selva, y por la nariz me empezarán a salir palmeras tropicales. Eso me pasa por comerme las pipas de las peras y las manzanas, que me salen vegetaciones.

lo chungo fue cuando mamá me despertó. en vez de hacer pis en la taza del váter, lo tuve que hacer en una taza más pequeña y de plástico. como no tengo pito como los niños, me pareció de mal gusto que me hicieran atinar en esa cosa pequeña, dormida y, encima, sin saber muy bien por dónde me sale el pis. que si papá no acierta en la taza del váter por las mañanas, con pito y taza más grandes, menos lo iba a hacer yo. pero me parece que esto no consolaba mucho a mamá mientras limpiaba lo que se había salido del tarrito, porque me dijo que me fuera vistiendo, que hoy no iba a desayunar.

así que iba al hospital sin desayunar y sin mear a gusto.

cuando llegamos, lo vi todo al revés. había un montón de médicos y médicas fuera del hospital, en vez de estar dentro y, además, fumando. yo le dije a una médica que había allí que si no se acordaba de que fumar era malo para la salud, y que si los médicos atendían ahora fuera del hospital, con el frío que hacía, que no me parecía bien. la médica miró a mamá, muy seria, que tenía la cara roja, debía ser del frío, y le dijo que qué niña más simpática. luego me preguntó que si quería un regalito. yo le dije que sí, que era muy amable de su parte, y ella se sacó una aguja muy larga y no vi más, porque salí corriendo y chillando.

un señor con una barriga enorme, me paró y me preguntó mi nombre. se lo dije, y me sentó en un sillón muy raro, me puso una goma en el brazo como las que se ponen los drogatas de la tele, y me pinchó en el brazo. entonces vi a mamá que llegaba y me dijo "chsssss" y yo me callé, y dejé que el vampiro ese siguiera sacándome mi sangre. supongo que era para ver si le gustaba el sabor y así, cuando me fueran a operar, ser él el encargado que tragarse toda la sangre cuando me rajaran para no poner perdido el quirófano.

después mamá me dio un montón de vueltas por el hospital, que incluso yo creo que nos perdimos, porque llegamos a un sitio que ponía "morgue", y eso es como en los vieojuegos, que estás muerto y pierdes una vida si no vuelves a atrás. mamá no juega mucho con la play, pero se lo debía saber porque me cogió muy fuerte del brazo y nos fuimos corriendo hacia otro lado.

luego mamá me dejo sola con una tía que me desnudó, me puso un montón de cables por el cuerpo, y me echó algo frío. luego me dejó con mamá otra vez, y a mí pensando que hay mucho pederasta suelto camuflado. así que le dije a mamá que no me dejara sola por ahí. y al final, me desnudaron otra vez, me pusieron con una máquina fea y gris, hicieron un ruido, y me mandaron vestirme.

si eso era para antes de operarme, habrá que imaginarse la operación cuando llegue. Al menos, mamá no me llevó luego al cole. además, se le debió de pasar el cabreo, porque fuimos a la cafetería del hospital y me dijo que me cogiera lo que quisiera para desayunar. así que me cogí tres porras para mí solita, un bollo de chocolate y un colacao.

luego estuve devolviendo toda la tarde, así que tampoco fui al cole.

pero yo creo que lo más fácil para no ir al cole es decir que te duele mucho la tripa y ya está, porque así no hay mayores que te anden toqueteando por todas partes, ni gente rara que te hace cosas raras.

3 cosas que dice la gente:

Pajillero dijo...

Hola... ¿estudias o trabajas?

miriri dijo...

real como la vida misma, verdad?
jejejeje

Anónimo dijo...

...pos yo cuando fui, me encontré un señor mu mayor to raro, mu pálido él, con un bote de esos lleno de sangre y preguntando a la enfermera: "¿y ahora dónde tengo que mear?"

NONSENSE dice